Album de fotos
Mis aficiones
EL CONOCIMIENTO AL ALCANCE DE TODOS
Curriculum vitae
Mis enlaces favoritos
Mis enlaces favoritos nuevo
LOS TERMINOS JUDICIALES Y LAS COSTAS EN EL PROCESO MERCANTIL
LOS TERMINOS JUDICIALES Y LAS COSTAS EN EL PROCESO MERCANTIL

t
Imagen
LOS TÉRMINOS JUDICIALES
CONCEPTOS DE TERMINO Y PLAZO.
Eduardo Pallares considera que los vocablos de término y plazo no son sinónimos y sostiene lo siguiente: "en su acepción más general v un tanto equivocada, el término se contunde con el plazo, pero dentro del rigor científico deben distinguirse los dos conceptos. Por plazo ha de entenderse el día y en algunos casos también la hora, en que debe practicarse un acto procesal".

El "término" es el tiempo formado por varios días, dentro de los cuales las partes o el juez pueden ejercitar sus derechos o acultades procésales.

CÓMPUTO DE LOS TÉRMINOS PROCÉSALES.- Los términos judiciales empezarán a correr desde el día siguiente al en que se hubiere hecho el emplazamiento o notificación y se contará en ellos el día del vencimiento. El cómputo se hará por días hábiles. El artículo 1075 del Código de Comercio textualmente señala:
Todos los términos judiciales empezarán a correr desde el día siguiente a aquel en
que hayan surtido efectos el emplazamiento o notificaciones y se contará en ellos el día de vencimiento.
Las notificaciones personales surten efectos al día siguiente del que se hayan practicado, y las demás surten al día siguiente, de aquel en que se hubieren hecho
por boletín, gaceta o periódico judicial, o fijado en los estrados de los tribunales, al
igual que las que se practiquen por correo o telégrafo, cuando existir la constancia
de haberse entregado al interesado, y la de edictos al día siguiente de haberse hecho la última en el periódico oficial del estado o del Distrito Federal.
Cuando se trate de la primera notificación, y ésta deba hacerse en otro lugar al de la residencia del tribunal, aumentará a los términos que señale la ley o el juzgador un día más por cada doscientos kilómetros o por la fracción que exceda del cien, pudiendo el juez, según las dificultades de las comunicaciones, y aun los problemas climatológicos aumentar dichos plazos, razonando s fundando debidamente su determinación en ese sentido.
El artículo 1076 preceptúa:
En ningún término se contaron los días en que no puedan tener lugar actuaciones
,judiciales, salvo los casos de excepción que se señalen por la ley El segundo párrafo de este mismo precepto legal se refiere a la caducidad de la instancia como reforma al Código de Comercio no contenida anteriormente v textualmente preceptúa:
La caducidad de la instancia operará de pleno derecho, sea porque se decrete de
oficio o a petición de parte, cualquiera que sea el estado del juicio, desde el primer
auto que se dicte en el mismo y hasta la citación para oír sentencia, en aquellos
casos en que concurran las siguientes circunstancias:
a) Que hayan transcurrido 120 días contados a partir del día siguiente a aquel en que surtió efectos la notificación de la última resolución judicial dictada, y b) Que no hubiere promoción de cualquiera de las partes, dando impulso al procedimiento para su trámite, solicitando la continuación para la conclusión del mismo.
Los efectos de la caducidad serán los siguientes:
I. Extingue la instancia pero no la acción, convirtiendo en ineficaces las actuaciones del juicio y volviendo las cosas al estado que tenían antes de la presentación de la demanda y se levantarán los embargos mandándose cancelar su inscripción en los registros públicos correspondientes.
II. Se exceptúa de la ineficacia señalada, las resoluciones firmes de las excepciones procésales que reirán en cualquier juicio que se promoviera. De igual manera las pruebas rendidas en el proceso que se baya declarado caduco podrán invocarse de oficio, o por las partes, en el nuevo proceso que se promueva;
III La caducidad de la segunda instancia deja firmes las resoluciones apeladas.
IV. La caducidad de los incidentes sólo afectará las actuaciones del mismo, sin
comprender la instancia principal, aunque haya quedado en suspenso por la resolución de aquél, si transcurren sesenta días; V. No ha lugar a la caducidad en los ,juicios universales de concurso, pero sí en aquellos que sea tramiten en forma independiente aunque estén relacionados o surjan de los primeros VI. Tampoco opera la caducidad cuando el procedimiento esta suspendido por
causa de fuerza mayor y el juez y las partes no pueden actuar; así como en los casos en que es necesario esperar una resolución de cuestión previa o conexa por el mismo Juez o por otras autoridades; y en los demás casos previstos por la ley; VII. La resolución que decrete la caducidad será apelable en ambos efectos, en caso de que el juicio admita la alzada. Si la declaratoria se hace en segunda
instancia se admitirá reposición, y
VIII. Las costas serán a cargo del actor cuando se decrete la caducidad del juicios
en primera instancia. En la segunda instancia serán a cargo del apelante, y en los incidentes las pagará el que lo haya interpuesto. Sin embargo las costas serán
competentes con las que corran a cargo del demandado cuando hubiera opuesto reconvención, compensación nulidad y en general las excepciones o defensas que tiendan a variar la situación jurídica que privaba entre las partes antes de la presentación de la demanda.
Cómputo de los términos según el artículo 1079 del Código de comercio.
Cuando la ley no señale término para la práctica de algún acto judicial o para el
ejercicio de algún derecho, se tendrán por señalado los siguientes:
I. Ocho días, a juicio del juez, para que dentro de ellos se señalen fechas de
audiencia para la recepción de pruebas, reconocimiento de firmas, confesión,
posiciones, declaraciones, exhibición de documentos, juicio de peritos y práctica
de otras diligencias, a no ser que por circunstancias especiales creyere justo el
juez ampliar el término.
II. Tres días para desahogar la vista que se les dé a las partes en toda clase de
incidentes que no tengan tramitación especial;
III. "Tres años para la ejecución de sentencias en juicios ejecutivos y demás
especiales que prevean las leyes mercantiles v de los convenios judiciales celebrados en ellos;
IV. Cinco años para la ejecución de sentencias en juicios ordinarios y de los
convenios judiciales celebrados en ellos, y
Tres días para todos los demás.

División de términos:
a) Legal. El concedido por la ley.
b) Judicial. Es aquel que concretamente ha señalado el juzgador dentro del
proceso en virtud de disposición o permiso de la ley.
c) Convencional. Es el que se conceden mutuamente las partes. Fracción III del
articulo 1053 del Código de Comercio
Clases de términos:

a) Individuales. Es el que rige para. una sola de las partes. Ejemplo: Contestación
de demanda.
b) Comunes Cuando rige para ambas partes en el proceso. Ejemplo Para recurrir una resolución judicial.
c) Prorrogables Son los susceptibles de ser ampliados. Ejemplo Término de rendición de pruebas.
d) Improrrogables. Los que no pueden ser ampliados. Ejemplo: Lo previsto por el
artículo 1078 del Código de Comercio.
e) Fatales o perentorios. Cuando basta el trascurso del tiempo para que pierda el
derecho que pudo haberse ejercitado. Articulo 1078 del Código de Comercio.
f) Ordinarios. Son aquellos señalados por la ley o por el órgano jurisdiccional que se otorgan a las partes en condiciones normales cuando legalmente no es procedente el término adicional.
El articulo 1080 del Código de Comercio preceptúa:
Las audiencias en todos los procedimientos se llevarán a calo observando las
siguientes reglas;
I. Siempre serán públicas, manteniendo la mayor igualdad entre las partes, sin
hacer concesiones a una de ellas sin que se haga lo mismo con la otra, evitando
digresiones y reprimiendo con energía las promociones de las partes que tiendan
a suspender o retardar el procedimiento el cual debe ser continuado, y en
consecuencia resolverán en la misma cualquier cuestión o incidente que pudieran
interrumpirla;
II El secretario, tajo la vigilancia del juez hará constar el día, lugar y hora en que
principie la audiencia, así congo la hora en que termine;
III No se permitirá interrupción de la audiencia por persona alguna, sea de los que
intervengan en ella o de terceros ajenos a la misma. El juez queda facultado para
reprimir los hechos de interrupción con la imposición de la medida de apremio que
considere pertinente, además de ordenar la expulsión con uso de la fuerza pública
de aquel o aquellos que intenten interrumpirla;
IV. Los que se resistieren a cumplir la carden de e expulsión serán arrestados
hasta por un término de seis horas, y que cumplirán en el lugar que designe el
juez;
V. En los términos expresados en el párrafo anterior, serán corregidos los terceros
ajenos a la controversia, los testigos peritos o cualesquiera otros que, como
partes, o representándolas, faltaren en las vistas y actos judiciales, de palabra, o
de obra por escrito, a la consideración, respeto y obediencia debido a los
tribunales o a otras personas cuando los hechos no constituyan delito, y VI. Serán
nulos tocaos los actos judiciales practicados bajo la intimidación o la fuerza.
Los jueces y magistrados que hubiesen cedido a la intimidación o a la fuerza, para luego cono se vean libres de ella declararán nulo todo lo practicado y promoverán al mismo tiempo la formación de causa contra los culpables.

---LAS COSTAS---

Eduardo Pallares expresa que las costas judiciales son los gastos que sean
necesarios, no superfluos para tramitar y concluir el juicio. Carlos Arellano García en su texto de práctica forense mercantil propone el siguiente concepto de costas: Las costas judiciales son las erogaciones que
realizara las partes en un proceso judicial y que están comprendidas dentro de la
legislación aplicable, mismas erogaciones que serán soportadas por quien las
realiza o por la parte a quien condena el juez'''.
El artículo 1081 del Código de Comercio establece: Por ningún acto judicial se cobrarán costas, ni aun cuando se, actuare con testigos de asistencia o se practicaren diligencias fuera del lugar del juicio.
A su vez el artículo 1082 del mismo cuerpo de leyes preceptúa: Cada parte será
inmediatamente responsable de las costas que originen las diligencias que promueva, en caso de condenación en costas, la parte condenada indemnizará a la otra de todas las que se hubieren causado, cuando hubiere opuesto excepciones o recursos frívolos o improcedentes con el propósito de retardar el
procedimiento.
La condenación no comprenderá la emuneración del procurador, ni la del patrono, sino cuando fuere abogado recibido; cuando un abogado fuere procurador, sólo comprenderá sus honorarios la condenación, cuando el mismo se hada encargado de la dirección del juicio sin recurrir al patrocinio de otro abogado.
El primer articulo invocado está en adecuada congruencia con el artículo 17 constitucional que eleva a la categoría de garantía individual el derecho de todo
gobernado a obtener una administración de justicia gratuita.
En relación con el segundo precepto señalado se estima que si no hay condena
en costas, cada parte soporta el peso de lo que haya erogado en el juicio; si se
produce la condenación en costas, éstas son a cargo de una de las partes y a favor de su contraria con la limitante que el propio numeral señala en cuanta a los requisitos que debe reunir el abogado que intervenga en un litigio conforme a la ley- reglamentaria del artículo 5to constitucional. El articulo 1083 del Código de Comercio tiene intima relación con el precepto que antecede.
El artículo 1084 del Código de Comercio establece:
Siempre serán condenados:
I. El que ninguna prueba rinda para justificar su acción o su excepción, si se funda en hechos disputados:
II. El que presentase instrumentos o documentos falsos, o testigos falsos o
subordinados
III. El que fuese condenado en juicio ejecutivo a el que lo intente si no obtiene
sentencia favorable. En este caso la condenación se hará en la primera instancia,
observándose en la segunda lo dispuesto en la fracción siguiente;
IV El que fuere condenando por dos sentencias conformes de toda conformidad en
su parte resolutiva, sin tomar en cuenta la declaración sobre costas. En este caso
la condenación comprenderá las costas de ambas instancias.
V. El que intente acciones o haga valer cualquier tipo de defensas o excepciones
improcedentes o interponga recursos o incidentes de este tipo a quien no
solamente se le condenará respecto de estas acciones, defensas, excepciones,
recursos o incidentes improcedentes sino de las excepciones procésales que sean
inoperantes.
De la redacción del anterior precepto se deduce la obligación para el órgano
Jurisdiccional de hacer condenación en costas cuando lo prevenga la ley, siendo
además usa facultad discrecional del juzgador condenar en costas cuando la
persona condenada ha procedido con temeridad y mala fe, es decir, cuando la persona actúa con un atrevimiento imprudente razonando los motivos para dar cumplimiento a la garantía de legalidad prevista por el artículo 16 constitucional para lo cual revisará las actuaciones judiciales practicadas para de ellas determinar si alguna de las partes ha intervenido can el proceso con el propósito
de obtener una situación de ventada injusta en perjuicio de la parte contraria.
El artículo l 085 del Código de Comercio establece:
Las costas serán reguladas por la parte a cuyo favor se hubieren declarado.
La regulación de costas requiere la iniciación de un incidente por la parte a favor se decretó el pago. El jugador no puede de oficio, realizar la cuantificación de las costas; el actor incidentista en su escrito deberá hacer una relación detallada de todas y cada una de las cantidades que integren las costas del juicio, con expresión de los concepto por los que se señala cada suma en particular, a esta relación se le denomina "planilla de costas".
El articulo 1086 del Código de Comercio preceptúa:
Presentada la regulación de las costas al juez o tribunal ante el cual se hubieren
causado, se dará vista de ella por tres días a la parte condenada, para que exprese su conformidad o inconformidad. Al escrito incidental se debe acompañar copia para que el juez esté en posibilidad de correr traslado a la parte contraria a fin de que dentro del término de tres días manifieste lo que estime pertinente. Si manifiesta inconformidad ésta debe argumentarse con razonamientos adecuados objetando todos y cada uno de los renglones de la regulación de costas.
El articulo 1087 del Código de Comercio preceptúa:
Si nada expusiere dentro del término fijado la parte condenada, se decidirá el pago. Si en el término referido expresare no estar conforme, se dará vista de las razones que alegue a la parte que presentó la regulación, la que dentro de igual
termino contestará a las observaciones hechas.
La omisión de no manifestar inconformidad el condenado a pagar costas no da origen a que la planilla se apruebe en bloque, sino que la decisión jurisdiccional debe estar apegada a las constancias de autos y, a los preceptos leales aplicables. Si la parte condenada manifiesta inconformidad con sus razones se dará vista a la parte que presentó la regulación contestará a las observaciones hechas y el juez resolverá lo que sea procedente conforme a la ley.
El articulo 1 033 riel Código ley. Comercio establece:
En vista de lo que las partes hubiesen expuesto conforme al articulo anterior, el
juez o tribunal fallarán lo que estime justa dentro del tercer día, De esta decisión
se admitirán los recursos que procedieren. según. la instancia en cine se
encontrare el juicio según la cantidad que importase la total regulación.
En la tramitación del incidente de regulación de costas no se establece un periodo
probatorio por considerarse. que las costas tienen como base las constancias de
aritos y de lo que disponga el arancel respectivo.
En el procedimiento mercantil es procedente el recurso de apelación contra la
interlocutoria que resuelve el incidente de costas en primera instancia. La
procedencia de este recurso se funda en lo dispuesto por los artículos 1323 y
1341 del Código de Comercio, no procediendo la apelación si el juicio no
excediere de la cuantía señalada por el articulo 1340 del ordenamiento jurídico
antes invocado.
El articulo 1089 del Código de Comercio preceptúa:
Si los honorarios de los peritos o de cualesquiera otros funcionarios no sujetos a
arancel fueren impugnados, se oirá a otros individuos de su profesión. No
habiéndolos en la población de la residencia riel tribunal o juez, que conozca de
los autos, podrá recurrirse a los de los inmediatos.
Imagen